fbpx
Fantasía, ciencia ficción y aventuras,  Libros

Tres, dos, uno… ¡Deshágase la luz!

Os presentamos ¡Deshágase la luz!, de César Narganes. Un libro desternillante que, además de sus muchas virtudes, tiene el privilegio de formar parte del 0,5% de títulos editados entre signos de exclamación. Fuck yeah!

El problemón

La novela se inicia con un problemón de manual: el primer contacto alienígena con la Tierra. Pero no es un contacto alienígena común y corriente, sino que, desafiando las leyes de las invasiones clásicas, ocurre a través de un tren volador del siglo XX. 

Sí, sí. Tal cual.

UN. TREN. VOLADOR.

En concreto, una locomotora Mallard 4468 pintada de azul Garter.

Una instantánea de la Mallard 4468

A partir de aquí, todo empieza a desencadenarse: los acontecimientos se suceden como un río de pólvora, y a veces hay que tomar aire para no atragantarse con las propias carcajadas. Pues ¡Deshágase la luz! es, ante todo, una comedia desternillante que hará reír hasta al más seriote.

—¡No oses tocar mis Chupachups!

El alienígena.

Los personajes

El primer contacto alienígena pillará a más de uno desprevenido, pero, pronto, todo el mundo se posicionará e intentará sacar tajada del asunto. Entre las celebridades que acompañarán al alienígena en este viaje turístico por la Tierra, encontraremos a:

  • Valeria, nuestra querida protagonista. Una mujer de armas tomar que no dudará en abofetear a quien intente pasarse de listo. (Y “pasarse de listo” incluye amenazar a la Humanidad.)
  • Enrique, vividor algo pazguato y exnovio de Valeria. Trabajaba como CAATA (Consejero del Asesor del Adjunto al Teniente de Alcalde) en el Ayuntamiento hasta que el alienígena decidió darse un tour por la Tierra.
  • Pablo, fotógrafo autónomo y urdidor de mucho cuidado.
  • El Presidente de los Estados Unidos. Sí, se llama como su cargo político.
  • La Primera Dama de los Estados Unidos. Porque toda novela de alienígenas necesita una buena dosis de terror institucional.
  • El Papa. Porque siempre que aparezca el Gobierno de EEUU y no la Iglesia Católica, estamos ante un fraude.
  • Los pulpos. Porque los pulpos molan bastante.
  • Etcétera, etcétera, etcétera…
Las sectas y conspiraciones no faltarán
a nuestra cita

Qué puedes esperar

Si eres fan de los Chupa-chups©, del Estado de Alaska, del Flis-flis, de los aborígenes australianos, de los trenes retro, de las sectas religiosas, del kilómetro 949 de la N-340, de la pesca de truchas y róbalos en Centennial Lake, de la filosofía existencialista, de los pulpos y de los estados de conciencia ampliados, este es tu libro.

Y, si no, seguro que conoces a algún friki de todas esas cosas. O de alguna de ellas.

Con una es suficiente.

¡LOS PULPOS MOLAN BASTANTE!
¡ENTERARSE YA!

Sobre el autor

César Narganes nació en Santurtzi y con dieciocho años se mudó a Castellón de la Plana. Afirma que estudió, trabajó y que incluso se casó allí, aunque no existen pruebas de ninguna de esas cosas.

Un día decidió escribir algunas de las historias que le rondaban y se empeñó en que los demás las leyeran.

Por el momento sigue convencido de que aquello fue una buena idea.

¡Deshágase la luz! es su segunda novela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *